De A a Z, tudo se pode fazer DE OUTRA MANEIRA...

¿Cómo sobreviven las artes en Venezuela? (2)

Daniel Dannery-Director de teatro

Llegué a Daniel gracias a una sinapsis de la vida. Regresaba a casa y me encontré con una amiga. ¿Cómo estás? ¿Qué estás haciendo? ¿Sabes de alguien que esté muy activo en las tablas?
Una cosa fue llevando a la otra y como yo no creo en las casualidades le presté especial atención a su consejo. Daniel Dannery, me dijo. Al investigarlo por las redes, confirmé que tiene una docena de obras en su haber entre las cuales destacan Rojo de Jhon Logan, “I.D.I.O.T.A” de Jordy Casanova y “Las Trenzas” de su propia autoría. Además, fue acreedor del Premio Marco Antonio Ettedgui, el cual ganó en 2018.

-Si la realidad fuera una línea recta que se va extendiendo con el paso del tiempo y el teatro como un espiral que la envuelve o acompaña ¿Cuál crees tú que debería ser su rol?

A mí no me gusta la visión marxista que dice que el teatro es un reflejo de la sociedad. Puede serlo obviamente, pero principalmente es un reflejo de uno mismo humanamente hablando. Es una ventana para mostrar lo que tú eres y en base a eso se genera cierta empatía o no. La experiencia modificadora del teatro parte del individuo.

-¿Qué es el teatro alquímico?

Cuando hablo de teatro alquímico hablo de la posibilidad de que tú como creador teatral puedas transmitir algo que viene de lo más profundo. Que tengas la posibilidad de generar una idea, escribirla y transformarla en un hecho escénico. Que tú mismo seas el generador de tu propio contenido y no tengas que esperar que alguien te llame o te busque.

-¿Cómo la crisis ha mermado o invadido los espacios teatrales?

Es complejo, abarca muchas cosas. Enfocándolo desde el punto de vista comercial, que es lo que te da comer y te llena los bolsillos, se siente el impacto de la crisis. Tu vas a una sala de teatro o al interior del país, donde acabo de estar, y te das cuenta que es un reflejo de la situación país. En Mérida, por ejemplo, se va la luz tres veces al día desde un rango de dos horas cada seis. ¿Cómo crees que puede estar el teatro? Los espacios se han venido a menos, se han polvoreado. Entras a Teatrex, aquí en Caracas, y cuando llueve el balcón es una cascada. La falta de mantenimiento ha hecho que todo se venga abajo.

– ¿Y cómo sobrevives?

En mi caso en particular, apuesto por hacer un teatro muy creativo. Aunque siempre terminas perdiendo más de lo que terminas generando.

-¿El país se encuentra al final de un ciclo? ¿Eres optimista?

Para nada. Creo que esto se hunde cada vez más. Hay una descomposición social muy fuerte y educativamente hablando cada vez se merma más. Las posibilidades de generar cultura son peores, los espacios se reducen y los intereses de las personas no están enfocados en ellos porque hay más hambre que ganas de ser mejores personas. ¿Me entiendes?

"Flores arrancadas a la niebla" de Daniel Dannery
“Kassandra” de Daniel Dannery

Luis Miguel La Corte-Promotor de arte

“Espacio Monitor” es una alternativa cultural creada hace seis años en el Centro de Artes Los Galpones en Caracas. Un sitio para la promoción de las artes en Venezuela, no solo solo las artes visuales, sino también la música y las artes en general. Su director, Luis Miguel La Corte, es un hombre con una larga trayectoria en el ámbito cultural nacional. Su paso por la Galería de Arte Nacional y la Colección Cisneros así lo revela. Con la intención de explorar su visión en relación con la actualidad artísta del país, nos reunimos con él en los amplios y hermosos jardines de Los Galpones.

Exposición de Miguel Braceli
Exposición Contralapared
Exposición Anti.Ready Made

-¿El arte puede concebirse como un intrumento de resistencia política?

Cualquier cosa que se haga en Venezuela hoy en día que sea un esfuerzo de expresión y creatividad, en el fondo es un acto de resistencia, y en ese sentido es un acto político. No necesitas gritar a viva voz contra el gobierno para demostrar que estás haciendo resistencia. Resistencia es también enfretar el horror con la belleza y la sensibilidad. A nadie en una situación política como la actual se le ocurriría pensar que al Estado le interesan estas cosas, pero a la gente sí, la gente quiere defender estos espacios. Vienen, participan y agradecen el esfuerzo de mantener viva la posibilidad de divulgar el arte, de poder cuestionar la realidad de una manera crítica.

-¿Puede el arte contribuir para transformar una sociedad? ¿Crees en el arte trascendental?

El arte ante todo es un mecanismo de expresión y después puede terminar siendo para el individio un mecanismo de reflexión o búsqueda interior, que eventualmente puede ayudar a un desarrollo o un transformación. Pero básicamente es un evento personal, individiual. Por supuesto, también puedes hacer análisis o mediciones del impcacto de la experiencia artística en grupos sociales, pero es un acto de transformación personal, evolución y crecimiento muy íntimo.

-¿Has recibido algún tipo de presión del gobierno?

No, pero creo que es porque esto no les interesa. Ellos están mucho más pendientes de los medios de masas. Así que he tenido la oportunidad de trabajar libremente pero igual con temor, quien sabe lo que podría ocurrir si algún día se interesan. Yo he visto a gente que la detienen por razones completamente precarias y absurdas.

-¿Cómo sobrevive el arte en Venezuela según tu óptica?

De manera muy difícil, con unas condiciones extremadamente exigentes. Cada muestra es una lucha por dar a conocer la obra de un artista. Aparte de las limitaciones económicas hay limitaciones de promoción, de acceso a los medios. Sin embargo, la respuesta del público es increíble. Nosotros hemos hecho exposiciones que reciben hasta 20 mil personas en dos meses, es una cosa insólita. Yo creo que eso no pasa en ninguna parte del mundo con una galería pequeña privada.

¿Y puedes sobrevivir con la galería?

Apenas nos alcanza para continuar abiertos y cubrir las necesidades básicas.


Nelson Garrrido-Fotógrafo

Si hay alguien activo en la formación  de nuevas generaciones es el fotógrafo  Nelson Garrido. Impulsa, junto con su hija Gala, un magnético espacio llamado LaONG (http://www.laong.org/). Es una alternativa cultural dedicada a los que no tienen espacio. Los artistas hacen propuestas y ellos ceden las instalaciones. Posee sala de exposiciones, biblioteca y un pequeño comedor. En su interior se dictan talleres de fotografía, cine y otras artes.  Hasta allí me acerqué para entrevistar a Nelson, primer fotógrafo  que gana el Premio Nacional de Artes Plásticas,  me interesa mucho su visión en torno a cómo sobrevive el arte en Venezuela. 

-¿Me puedes decir quíen eres sin decirme tu nombre?

Nelson Garrido

Yo soy un agitador cultural. Un hacedor de imágenes que la palabra artista no le cuadra, que no creo en el mercado, que no cree que uno tiene que vivir del arte sino hacer arte que es otra cosa. Creo mucho en el hecho poético diario.

-Muchos artistas se han ido mientras que tú sigues al pie del cañón ¿Cuál es el sentido de quedarse en Venezuela?

Que hay muchas cosas que hacer en Venezuela y eso a mí me llena la vida.  A mí no me llena la vida la plata sino el sentir. Me interesa mucho la formación de nuevas generaciones y el desarrollo de mi obra. Pese a esta situación tan dramática que estamos viviendo, hay un país que hay que seguir descubriendo.

-Paul Klee decía que el arte no reproduce lo visible sino que expresa cosas que no podemos ver a simple vista  ¿Eso es aplicable a la fotografía? Tal vez sea una pregunta tonta dime si no es tanto.

Totalmente. Más en el área que yo trabajo, la puesta en escena. Yo creo en la fotografía como metáfora. No creo en el instante decisivo. Yo creo en el cruce transversal de la literatura, fotografía, cine, teatro y la danza.

-En estos momentos tan complicados ¿Crees en el arte como instrumento de resistencia política?

Yo si creo. El artista no se puede quedar callado, el que se queda callado es cómplice de todo lo que está pasando.

-¿Te ha servido la fotografía para conocerte mejor?

Toda mi obra es una especie de exsorcismo de mi pesadilla. Yo jamás me imaginé que mi obra iba a funcionar colectivamente y jamás lo hice por eso. Yo no estoy dando soluciones, lo que hago son preguntas.

-¿La crisis es algo estimulante para el artista?

En tiempos de abundacia y de excesos no seproduce tanto como en tiempos como los actuales. El artista tiene una reacción, anda hipersensible, y es allí donde el arte tiene sentido. Uno con nada hace todo y eso me gusta. Transformar la escacez en expresión es la clave y eso es lo que yo les enseño a mis alumnos. ¿No hay papel? Pues busca papel toallet pero resuelve.

-¿Qué foto que no hayas tomado todavía te gustaría hacer?

Todas. Imagínate, yo ahora estoy trabajando con una serie que me tiene muy entusiasmado. Tomo actos excrementales y los utilizo como caligrafía. Estoy fascinado con esto. A mí lo que me interesa es transitar cosas no transitadas.

-Si Venezuela está transitando un ciclo ¿En qué parte del ciclo está?

Yo creo que estamos ya en la putrefacción y pasaremos a otra vaina. El problema es que esta putrefacción ha sido muy larga. Es una cosa antinatural. El año pasado según cifras del mismo Banco Central la hinflación fue del 9.500% ¿Cómo coño aguantamos esto? Es una situación tan caótica que lo natural es que esto se caiga y no se cae.

-Tengo entendido que fuiste detenido por hacer la portada de un disco Punk ¿Qué fue lo que pasó?

Fue una experiencia absurda porque ni siquiera me detuvieron a mí. Detuvieron a la persona que trasladaba el material y fue detenida por una alcabala del SEBIN. Le dijeron que eso era material subversivo y lo metieron preso. Yo decía, cómo van a meter preso al probre chofer, coño métanme preso a mí que fui quien lo hizo. Después lo soltaron, pero de que me asusté me asusté, llegue a pensar que me iban a allanar LaONG.

-¿Cómo sobrevives?

Ocasionalmente vendo algo, pero tengo que moverme en otras áreas para conseguir plata. Antes nos podíamos autogestionar, ahora es muy complicado por la crisis económica pero seguimos adelante. Este año todos los alumnos de los talleres están becados. Nuestra función no es hacer plata con los talleres, nuestra función es dar talleres. Imagínate, mis alumnos me decían: o comemos o hacemos el taller. ¿Qué te puedo decir?

Leandro Pino
Abril, 2020

Hombre Bola

 

Fotos
Autorretrato, Cred. Daniel Danerry
“Flores arrancadas a la niebla”, Cred. Ezequiel Carias
“Kassandra”, Cred. Daniel Dannery
Miguel Braceli, Cred. Espacio Monitor
Contralapared, Cred. Espacio Monitor
Anti. Ready Made, Cred. Espacio Monitor
Nelson Garrido, Cred. Beto Gutierrez
Hombre Bola, Fotografia artística de Nelson Garrido

Ver Mais

Regreso a mi país luego de un largo viaje, con la fortuna de respirar otros aires y explorar otras realidades. Acostumbrado como estaba a las exigencias de la crisis venezolana, donde resulta difícil concentrarse en otra cosa que no sea sobrevivir, tal vez me resultó impresionante ver tanta actividad sobre

Partilhar
Escrito por

Escuela de Comunicación Social, UCV: Licenciado en Comunicación Social, nivel de eficiencia 1. Tesis de Licenciatura aprobada con la máxima calificación y mención de publicación. Periodista, Guionista, productor y redactor de noticias. Venezuela, pinoleandro72@gmail.com

Sem comentários

COMENTAR